Archivo de la etiqueta: facial

Nuevo Tratamiento BioNutriLift

BioNutriLift es un novedoso tratamiento que combina ácido hialurónico reticulado, con un complejo revitalizante desarrollado por el laboratorio francés FILORGA.

El nuevo tratamiento BioNutriLift basado en la combinación de la hidroingeniería facial con un ácido hialurónico reticulado y la bionutrición con 54 sustancias necesarias para el normal equilibrio de la piel, le devuelve su turgencia, luminosidad y uniformidad.

¿Para quién está indicado?

BioNutriLift está indicado en todo tipo de pieles y sobre todo en aquellas pieles que están apagadas, secas, rugosas y sin brillo.

También actúa como tratamiento preventivo en las pieles más jóvenes y aporta un efecto reparador en las pieles envejecidas, al mejorar su calidad desde las capas más profundas.

¿Cómo funciona?

BioNutriLift

Nuevo tratamiento BioNutriLift

BioNutriLift es una exclusiva técnica que mantiene y recupera la estructura facial, mediante ácido hialurónico, que hacen de soporte en la superficie de la piel, que se implantan desde tres puntos de anclaje.

Y a posterior, bionutrición de la piel que es antioxidante e hidratante compuesto por 54 componentes; ácido hiaurónico, vitaminas que estimulan la síntesis de colágeno y neutralizan los radicales libres, aminoácidos que ayudan a la formación de elastina y colágeno, coenzimas y ácidos nucleicos que estimulan las reacciones metabólicas, minerales que si garantizan el equilibrio de metabolismo de las células y antioxidantes que luchan contra los radicales libres.

Además es un gran hidratante ya que puede retener a su alrededor 1.000 veces su peso en agua.

Ven e infórmate con nuestro equipo médico.

Tratamientos estéticos según la edad

Cierto es que las mujeres comenzamos a cuidarnos a más temprana edad, no sólo a nivel de alimentación y práctica de algún deporte, sino también a nivel de cuidados estéticos.

Dra. Moona Asadi

Y una de la preguntas más frecuentes que suelen hacerme las jóvenes en mi consulta es a qué edad comenzar con un determinado  tratamiento estético en cabina.

Pese a que no podemos establecer pautas estrictas de inicio a determinados tratamientos, ya que cada persona tiene unas necesidades individuales, vamos a intentar aconsejaros los más indicados según vuestra patología y vuestra edad.

A los 20 años

A los 20 años lo más importante es establecer unos hábitos de belleza correctos que os acompañen toda la vida. En primer lugar, adquirir una rutina de limpieza correcta de mañana y noche con una cosmética limpiadora suave y una hidratación diaria de la piel con protección UV.

A esta edad son muchas las personas (ellos y ellas) que presentan pequeños problemas estéticos en la piel como son manchas, poros dilatados, granos y el más común, acné.

Mi recomendación, en el caso de tener un acné pronunciado, es dejarse aconsejar por un profesional de la estética y no pretender hacer “experimentos” que lo empeoren.

Para eliminar pequeñas imperfecciones en el rostro recomiendo un peeling facial , superficial o profundo, según la importancia de aquellas.

Quizás otro de los problemas que puede presentarse a esa edad es la grasa localizada en muslos, glúteos y abdomen. Para eliminarla podemos aplicar un tratamiento  de Cavitación, que permite reducir grasa localizada mediante ultrasonidos que desintegran las células grasas, que luego se  eliminan a través del sistema linfático.  Y también Presoterapia, para eliminar la celulitis de forma sencilla, utilizando la presión del aire a modo de masaje para activar el sistema linfático.

A los 30 años

A esta edad  iniciamos una nueva etapa de nuestra vida. Comienzan a ser evidentes  los primeros síntomas de envejecimiento en nuestro rostro como son las pequeñas arrugas,  las ojeras, las manchas, la  falta de elasticidad y brillo en la piel. A nivel corporal la “dichosa  celulitis ” y la grasa localizada comienzan a ser un problema.

De nuevo aquí mi consejo es acudir a la consulta de un buen profesional que pueda asesorarte de forma personalizada, pues el abanico de tratamientos tanto faciales como corporales es amplio.

En tratamientos faciales está  el LPG facial y la Radiofrecuencia, para devolver a la piel su tersura y reactivar la producción de colágeno; la aplicación de IPL de luz pulsada, para tratar manchas, marcas del acné por ejemplo.

Por otra parte podemos comenzar también con Rellenos de ácido hialurónico para rehacer el volumen del rostro, estimulando a la vez la producción de colágeno y elastina en la piel.

A nivel corporal tenemos la Carboxiterapia para regenerar y tonificar la piel, eliminar la grasa localizada y combatir la celulitis. La Endermologie de LPG, la Mesoterapia corporal  y  las Vendas, son otros tratamientos opcionales.

A los 40 años

En esta etapa el proceso de envejecimiento en el rostro se hace más visible. Las arrugas se hacen  más profundas, perdiendo el  óvalo volumen y definición.  En este periodo, tanto  los tratamientos estéticos faciales y/o corporales pueden ser los mismos que  a los 30 años, según criterio del profesional .

Podemos añadir alguno novedoso como el PRP, Plasma rico en plaquetas, a fin de  mejorar el aspecto de la piel y aumentar su firmeza y luminosidad. Este tratamiento utiliza los factores de crecimiento propios de la sangre, para estimular la regeneración celular y reducir  las arrugas, líneas de expresión y flacidez de la piel.

También podemos aplicar Hilos tensores, para compensar la pérdida de firmeza de la piel. Estos hilos son  biocompatibles  y se colocan debajo de la piel, provocando la generación de colágeno y fibroblastos.

Incluso se puede inyectar toxina botulínica, el llamado Bótox, para borrar las arrugas en zonas del entrecejo, cejas, frente y alrededor de los ojos. Con ello lograremos la relajación de los músculos, haciendo desaparecer las arrugas de forma natural y segura.

A los 50 años

A partir de esta edad los cambios hormonales provocan una aceleración de los signos de envejecimiento. El objetivo principal de esta etapa será retrasar al máximo este proceso, utilizando para ello  la combinación de diversos tratamientos estéticos, según criterio de nuestro médico estético. Sin olvidar claro está una buena nutrición así como el ejercicio físico adecuado a la edad.

Hoy día en medicina estetica disponemos muchos tratamientos apropiados para diferentes edades. Lo importante es conocerlos de mano de un buen profesional y dejarse aconsejar.  

 

Noviembre: tu piel, a examen

Como seguidor/a de nuestro blog sabes que una de la recomendaciones en las que insistimos una y otra vez es en la necesidad de realizar un buen diagnóstico del estado de la piel, antes de iniciar cualquier  tratamiento médico estético, ya sea facial o corporal.

Es necesario detectar los problemas y necesidades de la piel en cada paciente, ya que ésta es diferente y por tanto requiere cuidados personalizados que garanticen unos buenos resultados en los tratamientos.

Por otra parte hay que saber que la aplicación de un tratamiento incorrecto puede hacer mucho daño a la salud del cutis.

Para poder establecer este primer diagnóstico nuestro Centre Mèdic Estétic dispone de un equipo de diagnosis dérmica de última generación :   el MDS 1000 que nos permite evaluar el estado de la piel en profundidad. Medir su nivel de hidratación, sensibilidad, elasticidad, grasa, poros, manchas y arrugas.

Las estaciones del año, los cambios climáticos y geográficos, la ansiedad o el estrés son factores que alteran nuestra homeóstasis dérmica, por lo que siempre es aconsejable repetir periódicamente la evaluación del estado de la piel, preferentemente al comienzo del otoño y de la primavera.

El equipo MDS 1000  (que vemos en la foto) nos permite analizar de forma sencilla y rápida los 4 parámetros fundamentales de la piel, a saber:

 

La hidratación,  uno de los valores que más interesa. El agua es  un elemento vital para la piel. Una hidratación insuficiente incrementa las arrugas y, además, aumenta la sensibilidad de la piel a distintos factores externos nocivos..

Su medición se realiza con una profundidad de 10-20 micras del estrato córneo. Especial para la recomendación de productos hidratantes.

La grasa. Otro de  los parámetros susceptible de ser medido es el sebo. Su medición se obtiene  mediante una fotometría tomada en la epidermis. La grasa cutánea puede cuantificarse tanto en la piel como en el cabello y cuero cabelludo y es el complemento ideal a las mediciones de hidratación. Los resultados nos servirán para la recomendación de productos de cuidado facial y  capilar.

La elasticidad.  La elasticidad y firmeza de la piel viene determinada por la acción de la elastina y el colágeno. Con el paso del tiempo, la producción y calidad de estas sustancias disminuye, lo que favorece el envejecimiento cutáneo y da lugar a las arrugas. La medición de la elasticidad  de la piel se realiza mediante el  método de succión,  analizando la elasticidad real de la piel en función de la edad. Muy útil para la recomendación personalizada de productos antiedad.

La pigmentación. La pigmentación de la piel sufre variaciones que se vinculan principalmente con la exposición solar y la edad. Su evaluación se realiza aplicando el principio de absorción / reflexión del haz de luz emitida por una sonda. Esta medición nos permite  aconsejar sobre productos solares, tratamientos despigmentantes y fotodepilación.

Además, el MDS 1000 incorpora una cámara Visioscope PC35 para mostrar imágenes a color. Dispone de doble luz polarizada para observar:

  • Capas superficiales: relieve, arrugas, poros, imperfecciones, cabello, …
  • Capas profundas: manchas solares, microcirculación y vascularización, …
  • Ofrece además la posibilidad de congelar la imagen en pantalla para mostrársela al cliente y así por comentarla con él.

La utilización del MDS 1000, previa a cualquier tratamiento facial y/o capilar, nos da la garantía de obtener los mejores resultados y la satisfacción de nuestros clientes.