Tiempo de Fresas

fresasLas fresas,  son originarias de Europa y pertenecen a la familia botánica de las Rosáceas.  Además de ser riquísimas, son grandes aliadas para la salud ya que poseen importantes propiedades medicinales. Tienen efectos antioxidantes que ayudan a neutralizar los efectos nocivos  de los radicales libres. Refuerzan además  las defensas del organismo, retardando el envejecimiento celular.

Este alimento constituye una importante ayuda en las dietas de adelgazamiento, pues el 85% de su composición es agua, conteniendo sólo 37 kcalorías por cada 100 gramos.

En 100 gramos de fresas encontramos 0,7 gramos de proteínas, 7 gramos de hidratos de carbono y sólo 0,3 gramos de grasa.

Su principal valor es su alto contenido en vitamina C: 100 gramos cubren la cantidad diaria recomendada.

También contienen vitamina A (5 microgramos por 100 gr.), vitamina E (0,23 miligramos por 100 gr.) y menores cantidades de otras vitaminas como las B1, B2, B3 y B6.

Entre sus minerales, las fresas aportan fundamentalmente potasio y magnesio, aunque también hierro, fósforo, yodo y calcio. Tienen 2,2 gramos de fibra por 100 gramos de producto, lo que supone un aporte moderado.

Son ricas en sustancias flavonoides, catequinas y querecitina.  Aportan ácidos beneficiosos para el organismo como salicílico, ascórbico, clorogénico, oleico y linoleico. Todos estos componentes de las fresas las convierten en un alimento nutritivo y a la vez en un remedio natural para tratar diferentes dolencias.

Algunas de las propiedades más beneficiosas :

  • Contribuyen a disminuir  el colesterol.
  • Ayudan a bajar la presión arterial debido a sus efectos diuréticos.
  • Contribuyen a reducir el ácido úrico.
  • Colaboran en la reducción del riesgo de un ataque cardíaco.
  • En influsión (hojas y raices) combaten el reuma, artritis y gota.
  • Tienen un poder antiinflamatorio.
  • Combaten dolores reumáticos y articulares.
  • Protegen de los rayos ultravioleta.
  • Refuerzan los glóbulos rojos.
  • Mejoran la capacidad antioxidante de la sangre.
  • Son un eficaz desinfectante para  la boca, ayudando a limpiar y blanquear los dientes.

Son buenas razones para consumir fresas, ahora que están en plena temporada, ¿no te parece?

 

La Pascua y la luna

La festividad de la Pascua que celebramos esta semana, o la Semana Santa, como solemos llamarla en España, es una fiesta religiosa, en la que se conmemora la pasión y resurrección de Jesucristo.

Como la mayoría de la fiestas de la Iglesia católica coincide a lo largo del año con celebraciones paganas vinculadas al inicio de las diferentes estaciones del año. La Pascua por ello suele coincidir con el inicio de la Primavera.

Pero curiosamente esta festividad no siempre se celebra en la misma fecha, que bien pudiera haberse fijado para finales del mes de marzo, sino que puede posponerse en el calendario casi un mes completo.

El por qué de esta oscilación de fechas en el calendario la tenemos en la luna por la cual se rige el calendario judío.

Os podéis imaginar que al principio de la cristiandad había una gran confusión de cuándo había que celebrar la Pascua y en general la equivalencia a las fiestas paganas.  Fué en el siglo IV cuando el emperador Constantino el Grande, consciente de las numerosas divisiones que existían en el seno del Cristianismo, decidió poner fin a la confusión, estableciendo durante el primer Concilio de Nicea (325) una fórmula que permitiera determinar de una vez por todas la fecha exacta de la semana Santa, a saber que se celebrara siempre el siguiente domingo después de la primera luna llena tras la llegada de la primavera.

Por ello la Pascua es una fiesta variable en el calendario que se celebra no antes del 22 de marzo y el 25 de abril como muy tarde.

Este año pues, por culpa de la luna,  como siempre, tenemos la Semana santa a finales de Marzo, es decir muy temprano. No así el año que viene que tendremos que esperar nada menos que al 21 de abril para celebrar el domingo de Pascua.

Sea como fuere, y aunque este año caigan muy temprano, pasad unas buenas vacaciones y renovad fuerzas.

¡ Nos vemos a vuestro regreso!

 

Alimentos que dan vida a tu piel

 Para tener una piel sana y bonita no sólo debemos cuidarla adecuadamente por fuera, sino que también hemos de alimentarnos de forma adecuada. Existen nutrientes que por sus propiedades son capaces de evitar la oxidación de la piel, así como de combatir los radicales libres que causan su envejecimiento.

Y te preguntarás

¿Cuáles son estos alimentos que benefician a la piel?   

En primer lugar, por su importancia citaremos:

El agua

Es la fuente principal de la hidratación de la piel, gracias a la cual la piel conserva su elasticidad y tersura.    La ingesta de agua (un mínimo de 2 litros) debe de ser un hábito diario incuestionable.

En cuanto a los alimentos, en general lo aconsejable es seguir una dieta equilibrada que contenga las sustancias necesarias para mantener la piel  nutrida e hidratada.

Aquí tienes una lista de algunos de los alimentos más beneficiosos para la piel por sus propiedades:

  • Las semillas son las grandes aliadas de la dermis; protegen las membranas celulares, mantienen los niveles de colágeno y promueven la renovación de la piel. La quínoa, en concreto, contiene riboflavina, que contribuye a mantener su elasticidad de la piel. Los granos de chía  aportan ácidos grasos Omega 3.
  • El brócoli es muy rico en antioxidantes, vitamina C  y E . La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel contra los daños producidos por radiación de los rayos UVA.
  • La zanahoria también es muy buena para la piel ya que contiene  gran cantidad de betacarotenos, un antioxidante que luego se transforma en vitamina A en el organismo. Sirve para reparar los tejidos, proteger a la piel de los rayos UV y de los radicales libres.
  • El pimiento rojo contiene gran  cantidad de vitamina C y B6 y fibras. Es rico en carotenoides, que previenen la aparición de  las arrugas en la piel. Su consumo incrementa la circulación de la sangre hacia la piel, contribuyendo de este modo a  un aspecto más juvenil. Además el pimiento rojo es bueno para combatir el acné.
  • Fresas, arándanos y moras, y en general los frutos rojos contienen una gran cantidad de flavonoides; son  ricos en antioxidantes, que nos protegen contra de los radicales libres, y tienen propiedades antiinflamatorias.
  • Los frutos secos son una valiosa fuente de vitamina E así como de ácidos grasos saludables que ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo” y aumentar el “bueno”. Por otra parte aportan  gran cantidad de minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.
  • El pescado azul como el salmón, el atún, las sardinas o el bonito contienen  ácido graso Omega 3, sustancia que permeabiliza las membranas y mejora el funcionamiento celular. Posee además propiedades antiinflamatorias.
  • El chocolate negro,  con alto contenido de cacao (70%),  contiene flavonoides, ácidos grasos y antioxidantes que contribuyen  a revitalizar el aspecto de la piel , reducen el enrojecimiento y protegen del sol.
  • El té verde  es una bebida que aporta una mejora al aspecto de la piel. Posee un alto contenido de  antioxidantes y L-teanina, una sustancia que disminuye el estrés y relaja el cuerpo. Conviene consumirlo en caliente,  pues es cuando libera catequinas, unas sustancias antioxidantes, anticancerígenas y antiinflamatorias.

Recuerda que, además del cuidado cosmético de la piel según los consejos de tu esteticista, una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes o contenidos grasos Omega 3, te ayudará a mantenerla más sana y con ello más bonita.